15 jul. 2010

LA OPORTUNIDAD DE CADA MOMENTO

El conocimiento astrológico se ha ido construyendo en el devenir de los tiempos mediante dos sinergias desarrolladas en sentido convergente. Por un lado, gracias al poder de observación del ser humano y por otro, gracias a su sabiduría, alcanzada más allá del conocimiento empírico y objetivo ... por su capacidad de reflexionar y discernir.


Los hechos históricos asociados a posiciones planetarias y sus aspectos entre sí estudiados en unos ámbitos de la astrología, indican que las tendencias energéticas que influyen en cada momento se van repitiendo en el tiempo obedeciendo unas pautas cíclicas.


Este fenómeno se constata también en el ámbito más personal e íntimo de cada persona describiendo los retos, a menudo redundantes a los que nos enfrentamos en el curso de nuestra vida.

Se dice así, que el ser humano migra su conocimiento y sabiduría de una experiencia corporal a otra, atendiendo a un orden de evolución que lo guía. La posición de los astros, sus ciclos y aspectos, indican una pauta de tiempo, como una especie de marcadores,  donde se observa y comprueba que este orden existe, pero ... EN SUS CICLOS, NO SE REPITE TODO DEL MISMO MODO, SIEMPRE VARÍA ALGUNA POSICIÓN... los astros casi nunca PREDESTINAN ... sólo PREDISPONEN, de tal modo que... EN CADA MOMENTO DE LA VIDA DE UN SER, COMO TAMBIÉN DE UN COLECTIVO, EXISTE A MENUDO LA OPORTUNIDAD '... DE OPTAR ...' POR UNA RESPUESTA DIFERENTE ante una 'semejante inclinación.



La comprensión de estos matices y detalles, revela nuestra permanente oportunidad de evolución. Observar la vida con este enfoque, transforma cada momento en un acto continuo de realización y creatividad capaz de hacer que observes tu realidad presente y futura de una manera más positiva y constructiva. Ten pues confianza, dispones de todo el tiempo posible dentro de 'tu universo', el pasado ya viene por detrás, y estás en un continuo presente.