5 may. 2009

POR QUÉ AMA TANTO DIOS A LA HUMANIDAD?

'...No hay mayor poder en el universo que el poder del amor...'

Vídeo y texto creados y compartidos por María Bueno.

3 comentarios:

  1. ¿POR QUÉ AMA TANTO DIOS A LA HUMANIDAD?
    “No hay mayor poder en el Universo que el poder del amor”
    Comparto completamente esta afirmación, pero (lamentablemente casi siempre hay un pero) ¡Que poco lo ejercitamos!
    En cuanto al encabezamiento, es una gran pregunta.
    La biblia nos dice hasta que punto nos amó:
    “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” Jn 3:13.
    Y nos dice también que la humanidad no es merecedora de su amor:
    “Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia mediante la redención que es en Cristo Jesús” Rom 3:23,24.
    Pero para responder a la pregunta me sería difícil encontrar un versículo que la contestara, por lo que voy a intentar contestarla desde el corazón.
    El mejor ejemplo que se me ocurre para hacer comprensible esta cuestión es la paternidad.
    Cuando unos padres están esperando un hijo que han buscado (no excluyo otras paternidades, pero este caso me parece el más cercano) lo aman antes de conocerlo. No existe ningún merito por parte del hijo en cuanto a este especial amor del que es objeto. Del mismo modo Dios nos ha creado para que seamos objetos de su especial e infinito amor.
    ¿Por qué digo especial? Porque el ser humano es el único ser creado que ha tenido la oportunidad de, estando separado de Dios por el pecado, volver a Dios desde esa condición de pecador.
    ¿Que importancia tiene esta circunstancia? Pues mucha, ya que es el único ser que, además de ser creado, ha sido rescatado de una situación miserable y por un precio muy alto. Por lo que el amor de aquellos que han sido redimidos en Cristo es mayor (todos aquellos que se han acercado a Dios con un corazón contrito y humillado, hayan conocido o no el mensaje de Cristo: Abraham no lo conoció y fue redimido. Dios no es mezquino) y mayor también su aborrecimiento del pecado, ya que lo han padecido en sus propias carnes. Es más, Dios nos ha hecho hijos adoptivos en Cristo. Nadie más tiene ese rango en todo el Universo.
    Si el ser humano, tan imperfecto, es capaz de amar tan entrañablemente a un hijo que aún no conoce. Cuanto más Dios, que es amor, nos ha de amar.
    Con todo no hay que olvidar otro aspecto de Dios: Dios es justo. De hay que para satisfacer su justicia tuvo que padecer en una cruz (del mismo modo que un juez condena a su hija y después, como padre, paga su fianza).
    ¿Nos mantendremos en la soberbia y rechazaremos su fianza?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Se me ocurre la parábola del hijo pródigo para aportar, si cabe, un ejemplo más del amor de Dios hacia la humanidad. Muchas gracias por contestar desde tu corazón.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti, he aprendido muchas cosas interesantes. Espero aprender más. Te felicito por estas maravillosas compartir. Continúe con este!

    voyance en ligne gratuite ; voyance par mail gratuite

    ResponderEliminar

Puedes aportar tu comentario aquí: