7 mar. 2009

Transformar el miedo

Nuestro universo interior está atento a todo lo que dicen nuestros pensamientos.

Los acoge y materializa para hacerlos realidad.
Percibimos esa realidad pues, segun la orientación de nuestros pensamientos.
Pensamientos que unas veces poseen luz y otras también sombras.
Para cuando nos dominan las sombras, podemos transformar estos pensamientos mediante la oración.
No se trata de negarlos, ignorarlos o resentirlos,
tratamos de conducirlos por una senda de positividad y aceptación de nuestra realidad. Una nueva percepción se abrirá ante nuestros ojos, reflejo de nuestros nuevos pensamientos transformados en la oración. (magimurgui09)

GAYATRI MANTRA
Señor tu eres omnipresente, omnipotente y todopoderoso
Tu eres la luz, todo el conocimiento y la dicha
Tu eres el destructor del miedo
Tu eres lo más grande de todo
Nosotros te reverenciamos y meditamos en tu luz
Tu guías nuestro intelecto en la dirección correcta.


Om bhūr bhuvah svat
tát savitúr váreniyaṃ
bhárgo devásya dhīmahi
dhíyo yó na pracodáyāt

Mantra cantado por Deva Premal - CD The essence.
http://www.devapremalmiten.com/

5 comentarios:

  1. Apreciado Magí: Buscaba algo acerca de la oración, una oración preciosa, y me pareció que el mejor lugar para encontrarla era el libro de los Salmos. Al final lo que encontré no era lo que en principio tenía en mente. Pensé en las últimas palabras de Jesús en la cruz y me llevaron al Salmo 22. Jesús las recita:
    “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”
    Éste es un salmo profético –David, que habla de si mismo, apunta prodigiosamente más allá– que más adelante continua diciendo:
    “Como tiesto se secó mi vigor, y mi lengua se pegó a mi paladar, y me has puesto en el polvo de la muerte. Porque perros me han rodeado; me ha cercado cuadrilla de malignos; horadaron mis manos y mis pies, contar puedo todos mis huesos; entre tanto ellos me miran y me observan. Repartieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes.”
    Por si fuera poco, si el Salmo 22 nos habla del Buen Pastor que da su vida por las ovejas (ver Juan 10:11), el Salmo 23 nos habla del Gran Pastor resucitado de entre los muertos (ver Hebreos 13:20):
    “El Señor es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque anduve en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo…”
    Y por último, el Salmo 23 nos habla del Príncipe de los Pastores que se manifestará como Rey de gloria (ver 1ª de Pedro 5:4):
    “Del Señor es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan. Porque él la fundó sobre los mares, y la afirmó sobre los ríos. ¿Quién subirá al monte del Señor? ¿Y quién estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro de corazón… Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, y alzaos vosotras, puertas eternas, y entrará el Rey de gloria…”
    ¿No te parece asombroso? ¡La esencia del Evangelio!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una pequeña reflexión:
    “La felicidad es vivir sin temor”
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sólo quiero que sepas que este blog realmente me ayudará a ampliar mis conocimientos. ¡gracias
    street marketing paris

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti, he aprendido muchas cosas interesantes. Espero aprender aún. Te felicito por este maravilloso compartir. Sigue así!

    voyance gratuite en ligne ; voyance mail gratuite

    ResponderEliminar
  5. Me encanta lo que haces, felicitaciones !!! Muchas gracias por compartir con nosotros este artículo.

    voyance en ligne

    ResponderEliminar

Puedes aportar tu comentario aquí: